Háblalo
En todos los momentos de la vida, pero más en la adolescencia, es importante que padres e hijos busquen la manera de comunicarse entre sí.
Háblalo
    Y ¿Qué pasa cuándo ya estás en la adolescencia, es más complicado, o no?
    Los expertos nos dicen que la comunicación es determinante en esta etapa y que en el medio familiar deben crearse nuevas formas de intercambio conforme las necesidades de los adolescentes se transforman.

    Por esto es importante que todos los miembros de la familia tomen en cuenta que, en la comunicación, la forma de utilizar las palabras es determinante y que practiquen los beneficios de utilizar un diálogo con el pronombre yo asumiendo, de esta manera, lo que quieren expresar, o bien cambiar la palabra quiero por me gustaría, con la finalidad de hacer más efectiva la comunicación y evitar los bloqueos que dificultan la comprensión familiar.



     

    Es necesario que tanto padres como hijos aprendan a comunicar de manera adecuada sus sentimientos, expresándolos de manera honesta y sin agresión.

    Un tema difícil de abordar entre padres e hijos es el de la sexualidad; datos de investigaciones señalan que éste es el tema del que menos se habla en familia, aunque los jóvenes opinan que les gustaría que sus padres pudieran comunicarse libremente con ellos.

    En todos los momentos de la vida, pero más en la adolescencia, es importante que padres e hijos busquen la manera de comunicarse entre sí. Es importante tomar en cuenta la experiencia de los adultos y aprender las nuevas formas de comunicarse de los jóvenes. Durante esta etapa, si los padres e hijos fallan en su intento de cambiar las formas de comunicarse, pueden surgir problemas que afectan el futuro de los jóvenes, como: huir de casa, llevar a cabo una unión forzada, tener un hablalo que sustituya su necesidad de compañía, o escapar de una situación intolerable por medio de las drogas o el alcohol, o hasta inclinarse hacia una conducta delictiva como muestra de inconformidad.